Noticias

La 'rabieta' de BBVA, Popular, Bankia y Sabadell con S&P

BBVA, Popular, Bankia y Sabadell parecen no estar dispuestos a escuchar más malas noticias por parte de S&P, tras el recorte de calificación que sufrieron el pasado jueves, por el alto volumen de deuda española que mantienen en sus balances.

Es por ello, que estas cuatro entidades podrían estar diseñando una estrategia, que no es otra que romper el contrato que mantienen con la agencia de calificación crediticia.

Una fuente de una de las entidades afectadas por la última rebaja afirma que "S&P no discrimina entre entidades, pese a que los últimos informes de la banca de inversión nos ponen por las nubes. Estos utilizan la fórmula de café para todos y, como le han bajado el ráting a España, ahora nos toca a nosotros", asegura.

El castigo de S&P, recortó la nota de once entidades

Ya lo adelantaban los analistas y unos días después se cumplieron los vaticinios, 11 entidades financieras sufrieron el pasado jueves el duro castigo de S&P por el alto volumen de deuda española que aglutinan sus balances.

Tras el empujón de la calificación de deuda soberana de España hasta ‘BBB+’, o lo que puede interpretarse como un aprobado sobrado, llega la sentencia para las entidades financieras que más expuestas están a nuestro país.
En concreto, Santander, BBVA; Sabadell; Ibercaja Banco; Kutxabank; Banca Cívica; Bankinter; Barclays y la CECA, ven como la agencia estadounidense les rebaja el ‘rating’, con dos entidades en el ojo del huracán: Sabadell y Banca Cívica caen hasta el bono basura, o lo que es lo mismo, la categoría de "grado de especulación”.

Sabadell y Banca Cívica directos al ‘bono basura’

Las entidades presididas por Josep Oliu, y Enrique Goñi y Enrique Pulido, se sitúan en una calificación del ‘BB+’, una nota que indica que su calidad es más que cuestionable, ya que la agencia entiende que puede sufrir reveses si se presentan fenómenos externos de carácter adverso.