Noticias

Del Rivero dimite como consejero de Sacyr

Luis del Rivero ha dimitido como consejero de Sacyr. De esta manera el ex presidente y fundador del grupo deja el puesto en la dirección de la compañía, aunque de momento continúa con el 7% de la constructora.

Desde que el pasado mes de octubre se viera obligado a presentar su dimisión como presidente del grupo, Del Rivero ha sido continuamente cuestionado por la gestión que llevó a cabo. Desde entonces, ha llevado a cabo un proceso de venta de acciones.

Cada vez tenía menos aliados

Ante el cambio de circunstancias, y tras haber sido forzado a abandonar la presidencia, las partes acordaron resolver y dejar sin efecto ni valor alguno el contrato que les unía dentro de Sacyr, y que por aque antonces sumaban el 26,9%.

El acuerdo que quedó sin efecto lo firmaron Del Rivero, con la participación del 12,59% que mantenía en el capital de la compañía – ahora en el 7% -, el también ex presidente de Sacyr José Manuel Loureda,  y el consejero Javier Gayo.

Volvió tras verse destronado como consejero dominical

Del Rivero volvió al Consejo de la compañía después de que en la última reunión mantenida el pasado 20 de octubre fuera destituído como presidente y presentara la dimisión como consejero. El ex presidente retornó a Sacyr para ocupar uno de los dos puestos a los que tenía derecho por la participación del 12,6% que poseía en su momento, como segundo máximo accionista de la entidad, es decir como consejero dominical.

Antes, sin embargo, Luis del Rivero se sentaba en el consejo del grupo en calidad de ejecutivo de la compañía. La vuelta del ex presidente repercutió en otros dos consejeros. Provocó la salida de Víctor Guillamón y Miguel Ángel Peña, quienes representaban los intereses de la inversión del ex presidente.

Ocho días después de su cese como presidente sufrió una nueva traición

El 28 de octubre saltó la noticia de que Sacyr y Pemex modificaron el pacto parasocial para obligar a los consejeros que tienen en el máximo órgano de gobierno de Repsol, comprar acciones de la petrolera. Entre ellos se encontraba el ya ex presidente – y ex consejero – del grupo de construcción Luis del Rivero.

Un movimiento con el que ambas empresas querían evitar cualquier circunstancia que pueda hacerles incurrir en la obligación de lanzar una OPA. La decisión tomada por ambos socios, la comunicaron por escrito a los cuatro consejeros que tienen en la compañía.