Noticias

Sabadell firma 'in extremis' un crédito con la Generalitat

 

La firma de Oliu y Guardiola está ya sobre el contrato de préstamo que Sabadell le ha concedido a una Generalitat, incapaz de hacer frente a la deuda que mantiene con sus proveedores. El Gobierno catalán, que cerró el pasado mes de noviembre con un déficit del 1,8% del PIB, lleva semanas atrasando pagos a proveedores, sueldos a los funcionarios e impagando impuestos a Hacienda. Con todos estos problemas, el crédito concedido por Banco Sabadell, a corto plazo, podría ascender hasta los 200 millones de euros, y la Generalitat tendrá que devolver esa cantidad cuando logre mejorar la situación de su tesorería.

Sin embargo, esa cantidad no es suficiente para solventar la falta de liquidez de Cataluña, el gobierno presidido por Mas estaría negociando con otras entidades como Catalunya Caixa y BBVA, para alcanzar la cantidad de 1.000 millones de euros.

Lo cierto es que Sabadell ya tiene bastante experiencia en conceder créditos a la Generalitat. La filial del banco catalán, Dexia Sabadell, lleva seis años concediendo préstamos al Gobierno catalán.

El primer gran ingreso se produjo en 2004, la Generalitat firmaba con Dexia Sabadell un crédito por valor de 500 millones de euros a un plazo de 30 años; sin embargo al año siguiente la filial del Sabadell le concedió al Gobierno liderado por Maragall otros dos préstamos más por valor de 600 y 400 millones de euros, ambos a muy largo plazo (30 años). Es decir en tan sólo 2 años, Dexia Sabadell concedió el 33% de su cartera de balance a una administración pública.

Lo cierto es que con el préstamo concedido – este último – la Generalitat podrá ingresar la paga extra de diciembre a los funcionarios, a los que hace poco Mas señaló como uno de los sectores más castigados por los ajustes que prepara. Sin embargo, el parche que supone la concesión de esta línea de crédito con el Sabadell, es tan sólo temporal, ya que las perspectivas de futuro no sonríen demasiado a la Generalitat catalana.