Noticias

Sabadell se hace con la 'indigesta' CAM

 

Por fin el gobernador del Banco de España desvela el último episodio del 'caso CAM', Miguel Ángel Fernández Ordoñez – tras estudiar una y otra vez la oferta – ha decidido adjudicar la Caja de Ahorros del Mediterráneo a Banco Sabadell, el único que finalmente no se echó para atrás y presento una oferta formal.

Sin embargo, el gigantesco 'agujero' que acumula la CAM – incrementado por la mala gestión llevada a cabo por el BdE – no deja de ser mirado con incertidumbre desde todos los rincones del sector financiero español. Es más nadie se explica de que manera el Banco Sabadell digerirá los 71.300 millones en activos que suma la caja alicantina.

¿Qué busca Josep Oliu?

Detrás de esta integración, tan sólo hay un objetivo: Sabadell aspira a colocarse – al adquirir la CAM – al mismo nivel que su más directo competidor, el Banco Popular – que tras hacerse con el Banco Pastor – camina un paso por delante.

Sin embargo Sabadell puede caer en la misma trampa que Popular, que con la integración del Pastor, continúa tragando ladrillo y digiriendo activos tóxicos. Lo cierto es que la CAM está en una situación 'bastante' más comprometida que por la que atraviesa el Pastor, el único banco español que suspendió las pruebas de resistencia.

Lo que absorbe Sabadell

Sin embargo los 71.300 millones de euros de activos que mantiene la alicantina, y sobre todo, la sangría producida en la caja intervenida el pasado 22 de julio que hasta entonces acumulaba unas pérdidas de más de 1.135 millones de euros, podrían suponer un duro golpe imposible de asimilar para el Banco Sabadell.

La cosa toma peor tono si tenemos en cuenta lo que cuentan fuentes del sector, según afirman la entidad alicantina tiene 7.000 millones de euros en préstamos a corto plazo en el BCE, y vencimientos por otros 5.000 millones en mercados mayoristas, es decir acumula 12.000 millones.

Otra de las conclusiones del final de la subasta que hoy ha desvelado el BdE, es que el Gobierno se quita un peso de encima, y pierde una excusa para crear su 'banco malo'.

El contrato entre el Sabadell y el FROB

El Banco Sabadell recibirá una ayuda inicial de más de 5.200 millones de euros por parte del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que se hará con el total del capital de la caja alicantina y luego la venderá por un euro al Sabadell.

Esta cifra incluye los 2.800 millones de euros que habían sido comprometidos previamente por el FROB y que han sido asumidos por el FGD.