Noticias

Santander, Popular y Sabadell: Tres maneras de encarar la reforma financiera

Banco Santander: ‘la hormiga de la fábula financiera’

No es casualidad, que ayer Emilio Botín presentara una caída del 35% de los beneficios del Banco Santander en 2011. La entidad se presenta como la única de las tres grandes – que de momento han rendido cuentas al mercado – que ha decidido pasar, cuanto antes, el ‘amargo trago’ de las provisiones de los activos inmobiliarios durante el pasado ejercicio.

La estrategia de la entidad  es cumplir cuanto antes con las exigencias que pondrá en marcha la maquinaria del Gobierno, el próximo viernes, en Consejo de Ministros. Para ello, Santander ya ha elevado esta cobertura hasta el 50%, sacrificando todo el beneficio del cuarto trimestre a sanear su exposición inmobiliaria.

Popular: ‘saneamiento light’

El Banco Popular opta, sin embargo por una estrategia mixta. Su presidente, Ángel Ron ha presentado un desplome de casi el 19% en su cuenta de beneficio en 2011, con un saneamiento de sus activos inmobiliarios muy ‘light’, tan sólo del 34%, una cifra muy por debajo de los requerimientos que impondrá la norma financiera que el Gobierno – se da por hecho – presente este viernes.

Las provisiones para los activos inmobiliarios del Popular se limitan tan sólo a la joint venture que la entidad realizó con Allianz. En concreto la entidad destinó 466 millones de euros (141 para sanear créditos y 325 millones de euros para sanear inmobiliarios. Una operación que tuvo lugar en el primer trimestre de 2011, dejando el resto del año en blanco.

Los problemas para Ángel Ron se presentan revisando la exposición que actualmente mantiene al crédito promotor: asciende a más de 16.100 millones de euros, de los que más de 5.500 millones son problemáticos. Sus activos inmobiliarios en cuentas, superan los 4.000 millones de euros.

Banco Sabadell: ‘la cigarra’

Lo que le espera al Banco Sabadell en 2012 es el contundente golpe del ladrillo en sus cuentas, a pesar de lo que afirma su presidente, Josep Oliu. La entidad catalana ha decidido dejar para este año, todo el saneamiento inmobiliario que acumula, y ha cerrado 2011, con un discreto 29% de ratio de cobertura.

Banco Sabadell presentó resultados anuales la semana pasada. En 2011 su benefició sufrió una merma del 39%, y cargará contra sus resultados de 2012, todas la provisiones adicionales que exija el Gobierno.