Noticias

Santander renuncia a la compra de 300 sucursales de RBS

En el comunicado que ha enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el grupo sostiene que "la prioridad de Santander UK en este proceso ha sido asegurar una transición adecuada para los clientes de las sucursales afectadas". En total, son 318 en Inglaterra, Gales y Escocia. "Teniendo en cuenta los retrasos que ha sufrido el proceso de integración, Santander ha concluido que no es posible alcanzar ese objetivo en un plazo razonable", prosigue el escrito remitido a la CNMV. 

El pacto entre la filial de Santander en Reino Unido y The Royal Bank of Scotland se selló en agosto de 2010 y la operación debía cerrarse en 2011, pero en agosto del año pasadola fecha objetivo de cierre se prorrogó hasta el cuarto trimestre de 2012. En total, debía suponer 1.650 millones de libras para el grupo que preside Emilio Botín, pero los retrasos rebajaron la operación en más de 200 millones. Tras la decisión que ha tomado Santander, RBS deberá buscar otro comprador, ya que tiene la obligación de vender esas sucursales antes de que termine 2013, como condición a las ayudas que recibió de Bruselas en 2008.