Noticias

Service Point: “Vemos el segundo semestre de 2012 con mejores ojos”

Service Point Solutions cerró el primer semestre de 2012 con unas pérdidas de 8,61 millones de euros. Esos números rojos superan en once veces los de igual período de un año antes, en el que se dejó 795.000 euros. Las ventas en esos seis primeros meses del año descendieron a su vez un 2%, hasta una facturación total de 108 millones de euros. Precisamente es España la zona geográfica en la que más han descendido las ventas de la compañía en los últimos años. “España está muy centrada en el sector de la construcción y las obras públicas. Es el sector que más ha sufrido el impacto de la crisis, y nosotros con él”, explica José Manuel Arrojo. De cualquier modo, según indica, el peso de nuestro país en las ventas globales de Service Point es de apenas un 5%.

El presidente de la compañía achaca los pobres resultados del primer semestre del año al saneamiento en este período de partidas activadas y a la anticipación de gastos. Reconoce que el semestre “ha sido duro”, aunque para poder mirar al futuro con mayor optimismo han puesto ya en marcha un plan muy profundo para potenciar sus vías de negocio y reducir los costes unitarios de sus servicios. “La gestión documental para empresas es un área donde las empresas buscan ahorrar. Eso nos empuja a ser más eficientes, a dar nuestros servicios a un coste menor”, subraya.

De cara a la segunda mitad del ejercicio, en Service Point confían en poder volver a estar cerca de los números negros. Este optimismo se fundamente, según Arrojo, en dos factores muy importantes. “Los ajustes aplicados darán fruto en este segundo semestre del año, y esperamos que, a través del acuerdo de reestructuración que firmamos el mes de mayo, se reduzcan de manera significativa nuestros costes financieros”. Todo ello hace que José Manuel Arrojo vea estos meses que quedan de 2012 con mejores ojos, aún reconociendo que el balance del año seguirá siendo negativo. Será ya en 2013 cuando, según sus previsiones, Service Point volverá al beneficio positivo tras cuatro años de pérdidas.