Noticias

Los sindicatos de Pescanova piden el cese de Manuel Fernández de Sousa

Javier Velasco, secretario de organización de la Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras, ha asegurado que el anuncio de concurso voluntario de acreedores por parte de Pescanova “no ha sido una sorpresa”. Ha explicado que llevan varias semanas siguiendo con inquietud las comunicaciones de la empresa después de que la CNMV le abriera un expediente por la falta de claridad en las cuentas: “nosotros veíamos que el problema era más que una guerra en el consejo de administración; si es cierto que esta guerra existe pero no era la cuestión central”.  Ante todo, dice Velasco, lo que quieren saber es la situación económica real y la deuda, que “es la gran duda que existe”.

Desde Comisiones Obreras también ha asegurado que esta situación ha dejado claro que la gestión del presidente de Pescanova, Fernández de Sousa, no ha sido adecuada: “ni siquiera ha planteado las cuentas claras”, añade el sindicato. Por ello, dicen entender que “no es una persona válida para continuar al frente de la compañía y suponemos que el juzgado de lo mercantil lo primero que va a hacer es retirarle del mando para que continúe como un accionista más”.

Exigirán un plan de viabilidad

Velasco ha explicado que a partir del año 2007 Pescanova se endeudó de forma importante mediante la compra de compañías y el crecimiento en el exterior. “Entendemos que ha sido una compañía con mucho crédito y ahora queremos conocer cuál es la situación real de la que partimos. Una vez la conozcamos vamos a exigir que se abra un cauce de diálogo urgente con la representación sindical, un plan de viabilidad y que se mantengan los puestos de trabajo”.

Pero no son las únicas medidas que piensan tomar los representantes de los trabajadores. El secretario de organización de la Federación Agroalimentaria de Comisiones Obreras ha adelantado que se van a “personar directamente en el juzgado donde se entregue la suspensión de pagos”.

Sobre el futuro de Mercadona, Velasco ha defendido que sería un error que la compañía se dedicara a hacer desinversiones y ponerse a vender activos. “Primero hay que conocer la situación real y luego ya tomar medidas consultando con los representantes de los trabajadores”.