Noticias

"El smartphone ya no es un producto de lujo, es de primera necesidad"

¿Ha afectado la crisis al sector de las TIC?

Cuando uno ve las cifras de las telecomunicaciones puede pensar que se ha reducido en muchos capítulos y puede pensar que es por la crisis. Pero la crisis no ha tenido nada que ver. El consumo crece enormemente y no sólo no ha afectado al sector sino que las telecomunicaciones está entre las soluciones de la crisis.

¿Cuál es la apuesta de este sector de las telecomunicaciones para combatir la situación actual?

La apuesta es invertir y seguir actualizándose, pero sobre todo, yo diría que la economía no puede prescindir del sector TIC. El sector puede estar a la altura de lo que se demanda o no, pero no hay otra opción que apostar fuerte por él.

¿Qué papel deben jugar las TIC en el desarrollo de nuestra sociedad y en la salida de la crisis?

Por una parte, está apareciendo un sector económico nuevo. Internet ya crea actividades que nacen, crecen y se desarrollan vía web y no vía física. Para salir de la crisis, los sectores tradicionales para mejorar la competitividad y ser más innovadores necesitan las telecomunicaciones.

Recoge este informe también las posibilidades que ofrece la tecnología para crear nuevas empresas. ¿Cuáles son esas posibilidades?

En España actualmente nos descargamos diariamente 2,7 millones de aplicaciones a los móviles. Es un indicador de cómo este sector está creando nuevas actividades. Necesitamos para ello, menos inversión pero mucha más imaginación. Ahora, no vale con sacarse un título para un puesto de trabajo, sino que el talento hay que demostrarlo a diario.

¿El auge de los los tablets y de los smartphones está cambiando el sector de las TIC y el uso de internet?

Está cambiando muchísimo. El fenómeno de los smartphones ha sido impresionante. En el último año, se ha multiplicado por tres el número de usuarios que acceden a Internet a través de un smartphone. Ha cambiado la vida en todos los aspectos, incluso en las escuelas. Es algo muy llamativo. El smartphone ha dejado de ser un producto de lujo y es ya una necesidad. Aunque estemos en situación de desempleo, nada es más útil y más rápido para darte opciones que los smartphones.

En el informe señaláis también que se afianza la tendencia del “comunicador digital permanente”; usuarios que intercambian información en tiempo real, y que suponen ya el 25,5%. ¿Somos un país “maduro” digitalmente hablando?

Tampoco hay que echar las campanas al vuelo del todo. Somos un país maduro digitalmente desde el punto de vista del consumo pero nos falta un poco desde el punto de vista de profesionalidad. No le sacamos todo el partido desde el enfoque de las actividades económicas, industriales o profesonales.

¿Internet es solo cosa de los más jóvenes o se ha ampliado el rango de edad? ¿Cómo ha ido evolucionando?

Los sectores medios de edad están creciendo más deprisa, pero porque los jóvenes ya están todos integrados. Pasa lo mismo con las redes sociales. Ahora incluso ha bajado un poco y los de edad media están aumentado. 

España  se  sitúa en primera posición en el uso de smartphones en la UE al estar en los bolsillos del 68,3% de los españoles de entre 16 y 24 años. ¿Qué lectura hacéis de estos datos? 

Cuando los usuarios lo adquieren es porque lo consideran un instrumento muy útil. La lectura es positiva. Hay aplicaciones útiles en la red, aunque hay que ser un poco más crítico en el sentido de que hay que sacar más partido a estas opciones. Hay que ver internet como una oportunidad de hacer negocio.

Las alternativas digitales se imponen ya que “Dos  de  cada  tres  personas  renunciarían  a  los  formatos  físicos  de contenidos  frente  a  los  formatos digitales excepto en el caso del libro donde el 40% renunciaría al formato físico” ¿Cuáles  son  las nuevas alternativas digitales que se están imponiendo en nuestro país?

La tendencia es que los dispositivos son cada vez más fáciles de usar. Está cambiando mucho el mundo de la información. Un periódico sale a diario pero en 24 horas se queda antigua la información. En cambio, en Internet tienes la información actualizada continuamente. Los periódicos de papel no desaparecerán pero tendrán que encontrar su hueco y su manera de sobrevivir.