Noticias

Spanair, ¿y ahora qué?

Los teléfonos de las oficinas de atención al cliente de Aena, no tienen ni un respiro, en las últimas 24 horas, han recibido 5.000 llamadas en relación con la quiebra de Spanair. En total unos 23.500 pasajeros tenían previsto volar con la aerolínea este fin de semana, y ha sido en el aeropuerto de Madrid-Barajas dónde se han contabilizado la mayor parte de reclamaciones, junto con el aeródromo catalán de El Prat, ambos contabilizan casi 2.000 quejas en mostrador.

Tras la resignación muchos han optado por canjear sus vuelos con otras compañías, algo más de 8.000 pasajeros, que habían adquirido a Spanair para volar entre hoy y el próximo lunes.
Según indica AENA, con Iberia han canjeado sus billetes 3.854 pasajeros, seguido de Vueling donde lo han hecho 2.764; Air Europa con 916 y 500 con Lufthansa.

¿Cómo actuar si tenía un vuelo con Spanair?

Aena recomienda a los pasajeros que tengan billetes para los próximos días contacten con Spanair, a través del teléfono de atención al cliente de la compañía: 902 13 14 15, y de su página web: www.spanair.com. La aerolínea también ha facilitado un teléfono gratuito: 900 13 14 15.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través del Instituto Nacional de Consumo (INC), ha informado de que los pasajeros afectados tienen derecho a solicitar un transporte alternativo o bien a la devolución de los pagos adelantados.

En caso de que Spanair no atendiera su llamada, tendrían que presentar una reclamación en la Agencia de Seguridad Aérea (AESA), a través del teléfono 91 396 82 10 o bien a través de su página web.

Derecho a asistencia

La asociación de consumidores Facua  ha recordado a los afectados que "la cancelación de los vuelos o el retraso de más de tres horas en la llegada al destino ante posibles reubicaciones en aviones de otra compañía implica el derecho de los pasajeros a asistencia, con comida y bebida durante la espera, más el alojamiento en hoteles si resulta necesario. Asimismo, deben ser compensados con entre 125 y 600 euros, en función