Noticias

UGT: “El ERE de Iberia lo vamos a tumbar”

Aunque están preocupados, los sindicatos de Iberia también  se muestran convencidos de que el Expediente de Regulación de Empleo presentado ayer por la aerolínea no va a prosperar. "Es un abuso de derecho y no hay por donde cogerlo ni social ni jurídicamente. Por ello, lo vamos a tumbar", ha defendido Manuel Atienza, portavoz del sector aéreo de UGT. En este sentido ha criticado las contradicciones que han existido desde noviembre por parte de la compañía y su falta de negociación. "A parte de las medidas jurídicas pertinentes, vamos a tener que emprender acciones sindicales", ha señalado en referencia a las jornadas de huelga ya anunciadas.

Sobre estos paros, Atienda ha reconocido que han "intentado no molestar a los usuarios y no perjudicar a la economía, pero no nos han dejado otra salida". Además, ha confiado en que la acción sindical y jurídica sirva para que el recurso no prospere: "si no, nos quedaremos sin empresa, tanto los trabajadores como España".

Trabajadores afectados

Atienza ha defendido también que el número de 3.807  trabajadores afectados por el ERE "es una mentira y una falacia". Y es que está convencido que de los 19.000 trabajadores con los que cuentan actualmente la compañía, se quedarán en torno a los 6.000 "Los 3.807 es el número equivalente a tiempo completo. Pero en Iberia hay personas que están acogidas a reducción de jornada por diversos motivos, por lo que para completar estos empleados van a rodar más cabezas". Además, ha añadido que en el plan primigenio de la compañía se contempla también segregar el negocio de handling y mantenimiento para venderlo.

Desde el sindicato también han asegurado que ellos siguen dispuestos a sentarse a negociar; sin embargo ven esta tarea difícil porque, dicen, "la dirección de Iberia ha perdido el control de la empresa hace meses, y se dedica a dirigir el día a día".  Y es que Atienza ha explicado que "la empresa se maneja desde Londres y desde el Consejo de Dirección de IAG, que ha hecho un plan financiero para llenar las arcas del holding a base de reducir a Iberia en la mínima expresión, al pasar de 105 aviones a 35 naves".