Noticias

UGT Iberia: “Estamos dispuestos a hacer sacrificios, pero con garantías de futuro”

En esta primera jornada de huelga de los trabajadores de Iberia, desde los sindicatos dicen estar afrontando el día "con serenidad y con mucha atención". Además, han explicado que el seguimiento del paro está siendo masivo: "durante el turno de noche, que ya había empezado cuando comenzó la huelga, todos los trabajadores que no estaban en servicios mínimos abandonaron sus puestos de trabajo a las 12 de la noche. Y en el turno de mañana, el seguimiento es de casi el 100% de los que no están sujetos a los servicios mínimos, que sí que se están cumpliendo", ha explicado Manuel Atienza, portavoz del sector aéreo de UGT.

Pese a estas jornadas de paro, desde UGT lo tienen claro: "Estamos preocupados por las pérdidas de Iberia y deseosos de llegar a un acuerdo". De hecho, Atienza ha recordado que están dispuestos a hacer el sacrificio salarial y el aumento de productividad que sea necesario siempre que no sea gratis y que haya garantías de futuro. "Es como si firmo una hipoteca con el banco, firmo todas las letras y luego no me da el piso. Sabemos que hay que esforzarse para reestructurar Iberia, pero necesitamos que con ese sacrificio haya compromisos de inversiones precisas, de renovación de la flota. Pero el señor Willie Walsh, de British Airways, ha dicho que ni un milímetro por ese camino", ha criticado.

En este sentido, el portavoz sindical ha recordado que ellos sobre la mesa ya han puesto una oferta de rebaja y contención salarial de hasta un 20% y de una rebaja de la plantilla de 2.600 personas por la vía no traumática. "Estamos hablando de unos ahorros consolidados del 39% de la masa salarial. La empresa dice que le gusta pero no quiere ceder ni un ápice", ha arremetido Atienza, quien considera que el objetivo final de la aerolínea es reducir Iberia para luego venderla más barato. "Es un planteamiento abusivo por parte del señor Walsh", ha añadido.

Papel de IAG y del Gobierno

Manuel Atienza ha seguido criticando la actitud del Consejo de Administración de IAG a la hora de afrontar la crisis de Iberia ya que, a su juicio, han hecho un plan financiero y no un plan industrial. "Quieren ganar un 12% sobre ingresos para 2015, con un ratio que no tiene ninguna aerolínea tradicional. Además, quieren un ajuste de 650 millones de euros en tres años", ha criticado. Unas medidas con las que se demuestra, según dice, que al consorcio "no le importa ya no los trabajadores sino el desarrollo del sector turístico español, nuestras infraestructuras y la conectividad de España con nuestra área cultural tradicional que es Latinoamérica".

Mejores palabras ha tenido el portavoz del sector aéreo de UGT para el Gobierno: "No pueden entrar directamente en la gestión de Iberia porque es privada, pero están exhortando a las partes a que nos sentemos a negociar. Además, reconocen el derecho de los trabajadores a exigir un mínimo de garantías de futuro a cambio de los recortes que estamos dispuestos a hacer", ha explicado Atienza. Eso sí, se ha mostrado convencido de que si el transporte aéreo de ve afectado de una manera muy grave, el Ministerio de Fomento "tendrá que actuar en su calidad de garante y regulador del espacio aéreo".