Noticias

VISA: “En España, las oportunidades están en el comercio electrónico”

La crisis ha impactado de manera directa en los niveles de consumo privado, tanto de las familias como las empresas. En lo que respecta al negocio de Visa, una de las consecuencias que más se ha dejado notar es la disminución del uso de las tarjetas de crédito. Mientras la utilización de tarjetas de débito ha crecido este año un 7%, las de crédito han registrado un crecimiento plano. La reducción del consumo de familias y empresas es uno de los factores que más está castigando el negocio de Visa. Aun con todo, la productora de tarjetas de crédito espera cerrar este 2012 con un crecimiento del 2% en su beneficio.

En lo que respecta a España, Luis García Cristóbal, director general de VISA en la Península Ibérica, destaca una cifra reveladora: los pagos de familias efectuados con tarjeta representan solo el 17% del total. Aunque el número de tarjetas en circulación en nuestro país ha disminuido en los últimos tiempos, García Cristóbal subraya que el nivel de gasto no se ha reducido. Esa tendencia tiene una explicación clara. “Como consecuencia de la migración de la banda magnética al chip y de las nuevas tecnologías contactless, las entidades están limpiando sus carteras de tarjetas inactivas que suponen un coste para ellas. Las tarjetas se siguen emitiendo, pero se dan de baja otras muchas por quedar inactivas”.