Noticias

Vodafone anuncia un ERE que afectará a un máximo de 900 personas

Desde Vodafone argumentan que en los últimos cuatro años la compañía ha sufrido unas pérdidas de ingresos superior al 30%. La compañía asegura que este ajuste de plantilla "responde a un plan de transformación orientado a lograr una estructura más competitiva, adaptada a la realidad actual del sector de las comunicaciones en España y al entorno económico".

Esta reestructuración, indica en un comunicado, forma parte de un "amplio plan de transformación que incluye distintas iniciativas orientadas a lograr una estructura más ligera, eficiente, competitiva y centrada en las prioridades estratégicas de la compañía: la experiencia del cliente, la competitividad de nuestra oferta y la mejor conectividad de nuestros servicios".

Con la presentación del plan este martes, se abre un plazo de negociación del ERE de 30 días con los representantes de los trabajadores.

La compañía de telecomunicaciones entiende que debe adaptarse a la "nueva realidad del sector" de y al "entorno económico actual caracterizado por: la caída del negocio tradicional -voz y mensajería-, la alta competencia y la presión regulatoria".

No se trata del primero que presenta la compañía, que ya en marzo, y ante la caída de ingresos, pactaron con los sindicatos un ERE temporal de 15 días para el año fiscal 2012-2013, que acabará el próximo 31 de marzo. Junto a ese expediente consensuaron una reducción de salarios de un 10%. Ambos acuerdos se incluyeron en el nuevo convenio colectivo de la empresa.

Un convenio que Vodafone denunció a finales de año, lo que descarta una prórroga y ha llevado a los sindicatos a pensar en que la alternativa serán despidos, que finalmente afectará a un máximo de 900 empleados.

Durante el primer semestre del ejercicio la filial española de Vodafone ha visto caer sus ingresos un 11%, hasta los 2.300 millones.