Sectores

El juez admite la demanda de despido improcedente presentada por Bárcenas

En un decreto dado a conoce este jueves, el juez admite provisionalmente la demanda de Bárcenas y se señala una vista para el 11 de julio próximo en la que se celebrará un acto de conciliación y, en su caso, el juicio por el despido.

En la resolución judicial se explica que tanto el ex tesorero como el PP "deben concurrir a juicio con todos los medios de prueba de que intenten valerse".

Además, se destaca que la incomparecencia de los representantes legales de la formación popular "no impedirá la celebración del juicio, que continuará sin necesidad de declarar su rebeldía".

905.253 EUROS

El señalamiento de este juicio se produce después de que Bárcenas y el PP no llegasen a ningún acuerdo sobre el despido en el acto de conciliación que tuvo lugar en los juzgados el pasado 15 de marzo.

Durante esa vista, se supo que Bárcenas reclama a su partido un total de 905.253 euros de indemnización en la demanda por despido improcedente. En concreto, el ex tesorero reclama al PP un total de 894.603 euros, una cuantía calculada en base a las 42 mensualidades que considera que debería haber cobrado por un sueldo de 21.300 euros. A esta cantidad hay que sumarle, según el antiguo senador por Cantabria, 10.650 euros en concepto de liquidación.

Bárcenas, en contra de los sostenido por los populares, asegura en su demanda que continuó trabajando para el PP hasta el pasado 31 de enero como asesor, con un sueldo de 21.300 euros brutos mensuales, y que fue dado de baja de la Seguridad Social sin su consentimiento.

El abogado del ex tesorero destacó la falta de "voluntad negociadora" de los representantes del PP en el acto de conciliación. Posteriormente, Bárcenas interpuso otra denuncia contra su antiguo partido por haber accedido al despacho que dice todavía tener en la sede de la calle Génova de Madrid y por haberle supuestamente robado dos ordenadores.