Sectores

El juez ve probado que el Rey intentó que Urdangarin cesase en sus negocios

Así lo asegura el magistrado en el auto de medidas cautelares dado a conocer este miércoles, en el que se fija una fianza de 8,1 millones para el marido de la infanta Cristina y para su exsocio Diego Torres.

En este sentido, en la página 439 del auto, se habla de un documento de 2006 en el que se aseguraba que Urdangarin se había apartado de la gestión del Instituto Nóos. El juez considera que este escrito se confeccionó "para satisfacer el deseo, consejo o insinuación" del Rey de dejase estos negocios.

Sin embargo, Castro sostiene que este "apartamiento" del duque de Palma de estas actividades "fue sólo una apariencia" para tratar de hacer lo que le pedía el monarca. El auto sostiene que "nada más lejos de la realidad" aceptar que Urdangarin hizo caso al Rey, algo que, según el instructor, se ve en el sumario "hasta la saciedad".

En esta línea, en la página 295 del auto se explica que el asesor de la Casa Real Manuel Romero Moreno fue "encomendado" para "recomendar" al marido de la infanta Cristina "que pusiera fin a su vinculación con la Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada y a las actividades en que aquélla estaba comprometida".

Además, en la página 357 del auto, se afirma, al hilo de un convenio con la Generalitat valenciana, que "el Rey quien ya había mostrado su rechazo a las actividades lucrativas de su yerno", aunque su yerno no las estaba abandonando.