Sectores

De la Rosa niega ahora conocer datos sobre cuentas de Mas y Pujol en Suiza

De la Rosa se ha negado por tanto a ratificar la declaración que prestó el pasado mes de diciembre ante la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, en la que dijo haber recibido amenazas del entorno de la familia Pujol para que no revelase los supuestos datos que tenía en su poder sobre cuentas en paraísos fiscales.

El financiero catalán, condenado en varias ocasiones por la Audiencia Nacional, ha dicho hoy ante la titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid, la jueza María del Coro Cillán, que no se trató de amenazas, sino que fueron percepciones subjetivas, según aseguraron fuentes jurídicas.

De la Rosa, en una declaración como testigo que no llegó a los 30 minutos de duración, también señaló que no quiso denunciar a la familia de Pujol y que no sabe si tiene cuentas en Suiza.

DENUNCIA INICIAL

El empresario se presentó el pasado 29 de noviembre en la sede de la UDEF para denunciar que estaba siendo objeto de amenazas y coacciones. Unos días después, el 5 de diciembre, amplió su denuncia para concretar que el origen de las amenazas eran su conocimiento de unas supuestas cuentas de la familia del expresidente de la Generalitat en Suiza.

La UDEF remitió esta denuncia tanto a los Juzgados de Plaza de Castilla como a la Audiencia Nacional. Este grupo policial también envió a estos dos órganos jurídicos la denuncia presentada el pasado 12 de diciembre por la expareja de Jordi Pujol Ferrusola, María Victoria Álvarez, quien dijo que el hijo mayor del expresidente catalán le maltrató física y verbalmente cuando supuestamente descubrió que este llevaba dinero a Andorra.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz rechazó hacerse cargo de la investigación por falta de competencia y se inhibió a favor de los juzgados de Madrid, pero la Sala de lo Penal le ordenó que al menos tomase declaración a María Victoria Álvarez.

La expareja de Jordi Pujol Ferrusola prestó declaración ante la Audiencia Nacional la semana pasada y ratificó la denuncia. El juez Ruz debe ahora decidir si continúa la investigación o vuelve a remitir las actuaciones a los juzgados de Madrid.