Noticias

El juez pide la declaración del interventor como testigo

Según el auto de citación, al que ha tenido acceso Servimedia, el interventor debe declarar mañana a las 10.00 horas. Pese a considerar que la llamada del interventor fue "desafortunada", el juez Luis Aláez rechaza citar al revisor como imputado, ya que considera que su actuación "en principio se presenta correcta, ajustada a los procedimientos del operador y a las prácticas del sector", por lo que no le puede ser atribuida una acusación de imprudencia en términos penales.

En el auto, explica que esta citación se produce tras analizarse la información registrada del audio de ambiente de la cabina, el registro de la caja negra del tren y la segunda declaración del maquinista.

El magistrado valora la importancia de la declaración del interventor para determinar la posible imprudencia del conductor, ya que mantuvo una conversación "hasta prácticamente el mismo momento" en el que el tren Alvia descarriló.

A este respecto, mantiene que la "causa primordial fue la conducción indebida llevada a cabo por el conductor por circular a una excesiva velocidad para la configuración y el trazado de la vía".

En esa línea, afirma que "aunque se considere que la conducta (del interventor) fue desacertada porque su llamada pudo distraer al maquinista que no reduce la velocidad ante una curva peligrossa y se produce el descarrilamiento", sostiene que "no es exigible para el interventor que prevea que el maquinista no va a adaptar su conducción a las circunstancias marcadas por la señalización, los libros de horarios y los cuadros de velocidad".