Noticias

El PSOE imita la estrategia popular, y se niega a zanjar la sombra de Blanco forzando su dimisión

En los pasillos del Congreso de los Diputados, José Blanco, se negó a "especular" sobre la posibilidad de dimitir en caso de que se confirmara la intención del fiscal. "Yo no especulo. Confío plenamente en la Justicia", aseguró el socialista salpicado por una trama que apunta a su persona como cerebro de una compleja red de tráfico de influencias, durante su etapa en el Gobierno que dirigía Rodríguez Zapatero.

Siguiendo los pasos que el Partido Popular está dando con el Caso Gürtel y la supuesta implicación de Ana Mato; la ex ministra y secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, no ve razón para que José Blanco tenga que dimitir, pese a la supuesta intención del fiscal de juzgarle.

En los pasillos del Congreso, Jiménez aseguró que por el momento no ve "ningún tipo de razón" para que Blanco se vea obligado a dejar su escaño como diputado.

Los socialistas, añadió, confían en la Justicia y en que se demuestre que no tiene "ningún tipo de implicación" en ninguna conducta irregular.

RUBALCABA SE LAVA LAS MANOS

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró este jueves, sobre el posible juicio a José Blanco, que la Justicia "tiene que seguir su curso".

Rubalcaba fue preguntado en rueda de prensa por la supuesta intención del fiscal de juzgar a Blanco por tráfico de influencias. "La Justicia tiene que seguir su curso, y estamos en eso, en la Justicia", respondió.