Noticias

La sombra del Faisán cerca a Rubalcaba: “La última palabra la tiene el Supremo”

El antiguo jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y el inspector José María Ballesteros han sido condenados por la Audiencia Nacional como autores materiales de la delación que el 4 de mayo de 2006, siendo Rubalcaba ministro del Interior, alertó a ETA de la operación que se iba a llevar a cabo contra su aparato de extorsión.

Pasadas las seis de la tarde, después de participar en el Congreso de los Diputados en un acto de homenaje al socialista Luis Martínez Noval, dijo ante los medios de comunicación que aún no había leido la sentencia, conocida poco después de las once de la mañana.

No obstante, expresó su respeto por la decisión del juez, y a la vista de las informaciones según las cuales los afectados tienen intención de recurrir, subrayó que será el Tribunal Supremo el que tendrá "la última palabra".Preguntado expresamente por la petición de víctimas de ETA para que se investigue si los policías recibieron órdenes superiores, se remitió a sus escuetas declaraciones. "He dicho todo lo que tenía que decir", aseguró.