Noticias

17 disfrutadas medallas

 

El día 27 de julio daban comienzo los JJ.OO. de Londres 2012. Con la ceremonia inaugural arrancaba la cita deportiva más esperada de los últimos cuatros años, con muchas esperanzas puestas en nuestros representantes. La primera semana de competición fue muy dura, y prácticamente nula para el medallero español. La selección de fútbol, entrenada por Luis Milla, fue la gran decepción olímpica. Nuestras jóvenes estrellas acudían como los principales favoritos para colgarse el oro, junto con Brasil, y una medalla parecía asegurada. Pero tres partidos después y ningún gol a favor  sellaron la eliminación de La Rojita. Junto a ella, llegaba otro gran fiasco. Sugoi Uriarte se quedaba a las puertas de la medalla de bronce, debido una injusta decisión arbitral.

Pero llegó el agua, y llegaron los triunfos. Mireia Belmonte estrenaba el austero medallero local con dos platas, una de ellas totalmente inesperada, y sembraba de nuevo la ilusión en la afición española. Más tarde llegarían las medallas de Maialen, Marina, Gómez Noya, Cal, Joel…, y así una larga lista de nombres, muchos de ellos anónimos hasta ese momento, pero que han demostrado el alto nivel de nuestro deporte en muchas disciplinas minoritarias. Deportistas que no han desaprovechado la gran oportunidad, y quizás la única, que les brinda la cita olímpica para dar a conocer su pasión a nivel mundial.

En el deporte colectivo tampoco hemos defraudado, salvo el ya mencionado fiasco futbolístico. Medallas en baloncesto, waterpolo, balonmano, sincronizada y vela abalan el trabajo realizado durante estos cuatro años. Mención especial se merecen nuestras “guerreras” del balonmano y waterpolo. En ambos deportes han conseguido mejores resultados que en la categoría disciplina, cuando acudían casi como meras desconocidas. Ellas, junto con el resto de representantes femeninas, han demostrado que existe mucho deporte lejos del monopolizado mercado masculino. Con todo ello, cerramos capitulo y ya pensamos en Rio 2016.