Noticias

Se acabó el suplicio

 

Después de más de siete meses de calvario fuera de las pistas de tenis, el que probablemente sea el deportista más laureado de la historia española, Rafa Nadal, vuelve a la competición y lo hace en el hábitat donde ha cosechado sus mejores hazañas, la tierra batida. El torneo elegido por el de Manacor para su ‘renacer’ como tenista ha sido el chileno de Viña del Mar.

 

Alrededor de las 10 de la noche (hora española), Nadal jugará en la modalidad de dobles junto al argentino Juan Mónaco. El objetivo, probar la rodilla afectada por la inflamación de la Grasa de Hoffa. Si el español supera esta test, ya que un partido de dobles es mucho menos exigente que uno individual, el manacorí debutaría mañana en el cuadro de ‘singles’ contra un rival que aún desconoce y que saldrá del duelo entre los argentinos Delbonis y Guido Pella.

 

Si el siete veces campeón de Roland Garros avanza en la competición podría encontrarse con varios españoles, Albert Montañes o Daniel Gimeno Traver, especialistas también en las pistas de arcilla. Pero seguramente para Nadal lo importante no sea ganar el torneo sino ver que siete meses después su rodilla le permite volver a estar disputando partidos con los mejores tenistas del circuito ATP.