Noticias

Ansiedad, presiones, estrés: la 'cara b' de la Eurocopa

En España cada vez que acaba un partido empieza la cuenta atrás porque todos están con “La Roja”, cada partido significa la posibilidad de encuentro con amigos, la posibilidad de expresar emociones y compartir códigos.
La camiseta de la Selección no identifica al individuo como individuo, sino que lo compromete, lo vincula a un grupo, a una comunidad, a una corriente representada en su equipo. Ponerse la camiseta es revalidar su elección implícita de manera explícita, para mostrarse, identificarse y ser identificado.

El  fútbol es un evento que provoca grandes euforias y fanatismos que llevan a elevar   los  niveles de adrenalina y nerviosismo en los simpatizantes. La adrenalina genera tanta expectativa e incertidumbre ante los resultados de los partidos  que aumenta los niveles de tensión y  estos se traducen en altos niveles de ansiedad que pueden provocar malestar importante, ira, irritabilidad y problemas de concentración.

Marina Dolgopol, directora del Centro de Estudios Especializados en  Trastornos de Ansiedad (CEETA), en España explica, “La  ansiedad que experimentan  algunas personas al ver un deporte como el futbol puede provocar crisis  de pánico o  trastornos por ansiedad generalizada que se traducirían en una preocupación excesiva con síntomas físicos coincidentes”.

as crisis de pánico pueden aparecer aisladamente, y se manifiestan en miedo y malestar significativo que pueden estar acompañadas de la sensación de pérdida de  control,  sensación de tener un infarto y una serie de síntomas físicos tales como palpitaciones, sudoración, temblores, náuseas e inestabilidad. La primera  crisis puede coincidir con un episodio puntual, suceso traumático que conlleva  a que en el futuro la persona evite los lugares y situaciones relacionados con el; dependerá  de situaciones desencadenantes . Si la persona experimentara una crisis de  pánico durante un partido de futbol existiría la posibilidad que  evitara este tipo de situaciones en el futuro y que cualquier tipo de circunstancia que le   recordara el tema disparara malestar.

Los síntomas más frecuentes del TAG( trastorno de ansiedad generalizada) se traducen en una inquietud y preocupación excesivas con gran dificultad por parte del sujeto de controlar este estado. A este estado de preocupación se asocian síntomas físicos tales como: inquietud, fatigabilidad, tensión muscular y dificultad de concentración. Estos síntomas pueden ir acompañados de pensamientos relacionados con la sobreestimación de la ocurrencia de eventos negativos en el futuro y la preocupación constante relacionada con el tema. La persona que padece de estos síntomas cada vez que toma contacto con alguna noticia asociada con el fútbol no puede evitar pensar desenlaces negativos y pasa gran parte de su tiempo pensando en el tema reduciend o de esta manera su capacidad atencional. es casi lógico que en pleno evento deportivo aumente la actividad fisiológica de órganos como el corazón por las emociones experimentadas pero terminado el encuentro no es esperable que el contacto o pensamiento con temas relacionados desencadenen respuestas de este tipo.

En el caso de los jugadores la ansiedad, las presiones, los miedos muchas veces son perturbadoras y merman el rendimiento. En el deporte de alto rendimiento hay que tomar decisiones extremadamente rápidas. Es muy importante que los deportistas aprendan a controlar positivamente sus emociones o re-direccionarlas de manera que no influyan negativamente en el gesto deportivo. (ejemplo partido Roland Garros o Queens). Dentro de las preocupaciones que disparan ansiedad en futbolistas se encuentran tanto el miedo al éxito como al fracaso, tan importante es saber llevar uno como otro, trabajand o siempre en la toma de  conciencia de que en los dos casos  siempre finalizado el evento deportivo debe continuar el trabajo.

Tratamiento

El tratamiento por elección  en caso de padecer un trastorno de ansiedad  sería la TCC ( terapia cognitiva conductual) donde se trabajaría de forma focalizada y activamente terapeuta y paciente estos trastornos de ansiedad con el objetivo de lograr a través de técnicas probadas científicamente los pensamientos y formas de procesamiento de la información interna y externa y la disminución de la actividad fisiológica propia de estos cuadros.

En caso de reconocer alguno de estos síntomas o haber padecido de una crisis de ansiedad en estas circunstancias es importante consultar con expertos en el tema y no dejar que estos trastornos avancen por el riesgo que conllevan de cronificación.