Noticias

Clásico de pretemporada

 

El Barcelona defenderá un gol en la vuelta de la Supercopa de España ante el Real Madrid. El primer clásico de la temporada fue de menos a más, dejando un final muy emocionante y una previsión de partidazo en el Bernabéu. Se adelantó el Real Madrid, con un gran testarazo de Cristiano Ronaldo inapelable, en el que nada pudo hacer Víctor Valdés. Al minuto siguiente, un gran pase de Mascherano, el “jefecito argentino”, dejó solo a Pedro ante Casillas para empatar el partido. Esa fue una de las jugadas más polémicas, porque las imágenes no dejan claro si estaba el canario en posición antirreglamentaria. Se animaba el partido en esa segunda mitad, porque la primera parte no había sido del agrado de nadie.

Con el empate, volvió a dominar el Barça y con ese dominio llegaron las ocasiones más claras para los de Tito Vilanova. A partir de ahí, penalti claro de Ramos a Iniesta que transformaba Messi. Unos minutos después, volvió a salir la magia del de Fuentealbilla, que fue el mejor del partido, para dar una asistencia a Xavi para que el de Tarrasa hiciera el tercero. Cuando parecía resuelto el título, Víctor Valdés, en un error garrafal, concedía el segundo gol al conjunto blanco, obra de Di María. El fallo del guardameta blaugrana viene propiciado por la mentalidad y el estilo de juego de los de Tito. Como confesaba el propio entrenador en rueda de prensa, el zamora de la liga tiene la orden de jugar en balón en defensa y no despejar el balón.

Gracias al infortunio de Valdés, la vuelta de la Supercopa de España va a ser vibrante. Con el resultado final, deja un trofeo a un único partido, salvo en caso de empate. Un triunfo blanco por un tanto le daría el título, siempre y cuando no supere el 3-2. A los azulgranas les sirve el empate y cualquier victoria. El próximo miercoles, en el estadio Santiago Bernabéu, se decidiará el campeón.