Noticias

Un “coco” que asusta y golea

 

19 años hacía que el FC Barcelona no encajaba una derrota tan dura como la sufrida ayer en el Allianz Arena. Fue la final de la máxima competición europea el 18 de mayo de 1994. En aquel momento, los azulgranas contaban con una plantilla de ensueño, que pasaría a la historia como el “Dream Team” y que marcó una época en este deporte, y se encontraba con un rival que le sucedería en la hegemonía europea, el AC Milán. El conjunto rossonero, entrenado por Fabio Capello, endosó un 4-0 al conjunto blaugrana y alzaba su quinta Champions al cielo de Atenas.

 

Precisamente ese fue el resultado que anoche se produjo en el feudo germano, aunque esta vez puede tener solución. Los jugadores azulgranas son conscientes de la dificultad que supone remontar la eliminatoria en el Camp Nou, el próximo miércoles, pero tienen una razón para creer en la hazaña. La última vez que el Bayern de Münich encajó cuatro goles en la Champions fue precisamente en la ciudad condal y ante el FC Barcelona. Si los de Tito Vilanova consiguen el mismo resultado que en 2009, la eliminatoria se decidiría en la prórroga, un premio que a día de hoy es todo un triunfo.