Noticias

Un duro despertar

 

La relación entre el Málaga y la UEFA nunca ha sido buena y después del arbitraje de anoche en Dortmund parece que no mejorará. Recordemos que el conjunto andaluz está sancionado por el máximo organismo europeo desde hace unos meses, una sanción que le impedirá disputar el próximo año la competición para que consiga clasificarse.

 

Las malas lenguas han insinuado que la UEFA no estaba dispuesta a que el conjunto de Manuel Pellegrini en las semifinales de Champions, pero lo cierto es que el arbitraje fue desastroso, pero para los dos equipos. Tanto el gol de Eliseu como el de Santana no tuvieron que subir al marcador. Además, Craig Thomson desapareció en la segunda mitad y perdió el timón del partido.

 

Aun así, el Málaga presentará ante la UEFA una queja oficial por la acción del último tanto del encuentro. Así lo anunciaba Vicente Casado, director general del Málaga, antes de partir de Alemania. El club andaluz entiende que se trata de la segunda injusticia que sufre, primero en los despachos y anoche en el terreno de juego.