Noticias

EuroMálaga

 

 

 

El Málaga disputa el partido más importante de su historia en la ida de la previa de Champions contra el Panathinaikos. El convulso verano del Málaga podría tener un final feliz. Todo pasa por conseguir un billete para la fase final de la Liga de Campeones. Lo que aseguraría recibir 8 millones de euros, una cantidad que aliviaría las debilitadas arcas de la entidad andaluza. Los de Mauricio Pellegrini son conscientes de la importancia de este partido y de que puede hacer historia.

 

 

El Panathinaikos, entrenado por el viejo conocido en La Rosaleda Jesualdo Ferreira, llega con dos españoles como Vitolo y Toché, además del ex del Málaga Quincy, pero el holandés no estará sobre al césped al no ser convocado. Los griegos son un equipo correoso y con experiencia en competiciones internacionales, aunque los de Pellegrini deben dominar el partido. La máxima estrella helena es Christodopoulos, mediocentro titular en la selección griega.

 

Se espera que el coliseo andaluz registre un buen ambiente en las gradas en un partido histórico, y en ello radica uno de los puntos fuertes de este Málaga. La Rosaleda será pieza fundamental en esta previa de Champions, para afrontar el partido del próximo martes en Grecia con la seguridad y la tranquilidad de un buen resultado cosechado en la ida. No recibir ningún gol en contra es vital para los de Pellegrini, quienes pueden dar una gran alegría a la afición malaguista después del sufrido verano y de soportar las salidas de jugadores importantes como Cazorla.