Noticias

Final feliz en Miranda de Ebro

Puede sorprender que los aficionados del Mirandés salgan a las calles de Miranda de Ebro para celebrar un título un 30 de julio. No es exactamente un título, pero anoche el club consiguió mantenerse un año más en la división de plata del fútbol español. A media tarde se daba por descendido al Mirandés, y por consiguiente el ascenso federativo del Racing de Santander, pero las últimas horas del día fueron realmente agónicas.

Hasta las 12  de la noche tenía el club leones para convertirse en Sociedad Anónima Deportiva. Para ello, debía reunir 1,3 millones de euros y presentar el escrito ante la Federación Española de Fútbol. Y lo consiguieron. Jugadores, como Pablo Infante al que se le vio acudiendo a la oficina bancaria donde trabaja, cuerpo técnico y directivos reunieron la cantidad a tiempo, y a falta de 3 minutos convertían al Mirandés en S.A.D. Un final feliz para el Mirandés pero incierto para varios equipos de segunda división.