Noticias

Goleada y amargo final (7-0)

Barcelona y Valencia cerraban la quinta jornada de Champions League en la noche del miércoles con sendas victorias ante Milán (2-3) y Racing Genk (7-0), dos partidos que se antojaban claves en las aspiraciones de tanto catalanes como valencianos y que tras jugarse la totalidad de la jornada, se confirman como partidos y resultados que deciden cosas importantes tanto en el Grupo E como en el H.
 
El FC Barcelona que ganaba en Milán no sin sufrimiento después de ver como el conjunto rossoneri  empataba a los de Guardiola en dos ocasiones. Xavi Hernández, en dos ocasiones, y Leo Messi hacían los tantos culés y neutralizaban los tantos de los italianos Ibrahimovic y Boateng. Los azulgranas que ya son primeros de su grupo y la última jornada recibirán a BATE Borisov en el Camp Nou.
 
El otro partido de la jornada, el que el Valencia jugó en Mestalla ante el equipo belga del Genk, acabó en goleada favorable al club valencianista por siete goles de diferencia. Soldado, en tres ocasiones, Tino Costa, Aduriz, Pablo Hernández y Jonas hacían los goles de los de Unai Émery en un partido sentenciado desde el principio, allá por el minuto 13, los chés ya vencían por dos goles a cero.
 
La mala noticia para el equipo valenciano llegó desde Alemania cuando el partido estaba acabado. Friedrich hacía el gol que remontaba el partido del Bayer Leverkusen ante el Chelsea (2-1) y dejaba helados los ánimos en Mestalla. Ahora, el Valencia tiene que, al menos, empatar a uno en Londres en una complicada última jornada en Londres. Por tanto, el Valencia que se la juega, y el Chelsea tiene que caer para que el equipo español esté en la próxima ronda de la competición.