Noticias

La liga de los líos

 

Mirando de reojo el inminente clásico del próximos jueves, permanecemos muy atentos aún a la primera jornada liguera, que esta madrugada cierra sus puertas en La Romareda. Oficialmente ya podemos decir que el fin de semana no está unido a la liga. Las jornadas empiezan en la tarde del sábado y acaban en la madrugada del martes. En fin, de locos. Ningún ser humano puede estar al tanto de los horarios. Antes, cuando la cordura reinaba en el mundo del fútbol, teníamos una estructura que rellenábamos cada semana con la próxima jornada. El último partido, el de siempre, el del plus.

 

Ahora todo es distinto. Bien es cierto, que el refrán “Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Y la LFP ya avisaba la temporada pasada poniéndonos un partido los lunes, a las 9 de la noche, una perfecta hora para cualquier aficionado que tenga que madrugar al día siguiente, y no digamos ya para los niños que deben ir al colegio. Pero aún así, entraba dentro de unos límites razonables. Pero abierta la veda, ya no hay quien la pare. Este fin de semana, todo aficionado al fútbol se sentaba frente al televisor o bajaba al bar sin saber casi ni que partido iba a ver. Él sólo sabia que pusiese la televisión a la hora que la pusiese iba a haber fútbol.

 

Y sí esta primera jornada les ha parecido un caos, ponganse los cinturones que vienen curvas. La semana que viene tendremos partidos desde las doce de la mañana hasta las once de la noche, eso si no hay cambios de última hora. Y para rizar el rizo, aparece un nuevo horario liguero: las 19:50. Sí, a esa extraña hora disputará el Real Madrid su segundo partido en el Bernabéu. Ahora habrá que mirar y remirar los horarios porque no vayan a sacarse el abono de su equipo, y se encuentren el estadio vacío.