Noticias

Bajo sospecha

El diario digital Languedoc-Rousillon France 3 ha anunciado un posible caso de apuestas ilegales que afectaría a ocho jugadores y a varios miembros del Montpellier. Todo aconteció, supuestamente, el pasado 12 de mayo, cuando el equipo francés, ya campeón de Liga, perdía su encuentro en la pista del Cesson, por cuatro goles de diferencia, cuando el equipo local se jugaba la permanecía. Hasta ahí todo parece normal, pero el lío comienza cuando las Ocho esposas de los jugadores y varios miembros del Montpellier apostaron 5.000 euros en tres quioscos de la ciudad francesa en contra del campeón de liga, apuesta que les aportó unos beneficios de 200.000 euros.

 

Según el medio francés, en este presunto amaño de partidos, hay involucradas doce personas, de la cuales ocho formarían parte de la primera plantilla del Montpellier. Pero el digital no se queda en esos datos, sino que profundiza más allá y llega afirmar que tres de estos ocho jugadores estuvieron con la selección gala, algo que implica directamente a Nikola Karabatic, una de las leyendas vivas de este deporte.

 

De confirmarse estos hechos, los implicados se pueden enfrentar a penas de cárcel, y el club francés sería duramente sancionado, llegando incluso a perder su último título liguero. Más allá de ser cierto o no, estas informaciones dañan profundamente al balonmano galo, un deporte que había vivido un verano soñado, gracias a las contrataciones de muchas estrellas, como es el caso de Hansen, que jugó en el Barcelona durante tres temporadas.