Noticias

Esa torpe honestidad

Les hablo, por si no me pillan el hilo, del municipio de Rivas Vaciamadrid, el único en el que Izquierda Unida tiene la alcaldía. Desde días atrás se ha montado la Marimorena, aunque sea de izquierdas y atea la Marimorena, a cuenta de unos pisos de protección oficial que gozan el teniente de alcalde y todos los suyos, frente a las cuentas municipales que el mismo teniente de alcalde viene a decir que están aprobadas en modo queso gruyére. Agujero por aquí, agujero por allá, entre pan y pan se lo coman y mejor si es con una bota de vino.

Quizá es muy honesto y muy de principios aventar las sospechas de una irregularidad. Pero oigan, queridos, tomen nota de los que mandan de verdad. A esos les pillan con las manos en la masa en Suiza, o en unos EREs, o en las contratas de los yernísimos, y se hacen los suecos. No digo que les imiten en todo, pero carape, tomen nota, que a ellos, mal del todo, parece que no les va. Que los españoles somos bastante menos honrados, y bastante más pícaros, y sobre todo malpensados, de lo que a ustedes, izquierdounidosos, les gustaría. Había otras soluciones antes de enseñar sus vergüenzas al respetable.