Noticias

En 2012 no se acaba el mundo, empeora

Quizás no haga falta pararlo pues ya se encuentra “retenido y paralizado”. Las economías no “marchan” y pocos son los países que funcionan “bien” y sin preocupaciones. La banca mundial prevé un mal año económico para España, con una contracción de un 2,1%, pero no somos los únicos. De hecho, entre las cuatro grandes económicas de la unión monetaria tan solo Alemania logrará evitar la contracción, pero no se libra de la desaceleración. El motor de Europa se frena junto a Francia que se va a contraer una décima en 2012, después de crecer un 1,6% en 2011. El panorama para el año que empieza se dibuja realmente complicado y ya lo advertía Mariano Rajoy en el momento de tomar posesión de su cargo.

Si el nuevo ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ya advertía de que la economía española entrará en recesión los primeros meses del año 2012, el legado que deja el 2011 así lo corrobora: el Banco de España asegura que la economía española se ha contraído en el cuarto trimestre de este ejercicio. El Regulador dirigido por Miguel Ángel Fernández Ordoñez asegura, en línea con lo anunciado por el Gobierno de Rajoy, que habrá un descenso del PIB en el último tramo del ejercicio de entre el 0,2% y el 0,3%.

El Ejecutivo capitaneado por Mariano Rajoy centra su hoja de ruta en medidas difíciles marcadas por la austeridad y los recortes; unas reformas que para muchos parecen necesarias teniendo en cuenta la coyuntura económica internacional en la que nos encontramos.

Si de algo no dudamos es que al nuevo Gobierno no le temblará la mano para acometer las medidas que sean necesarias para reconducir el crecimiento de nuestra economía. Unas reformas que por supuesto, bailarán al son que marque Bruselas y que por ahora parecen contar con dos flotadores importantes (la exportación y el turismo) y un peso que lastra el reflote (el desempleo). Seremos ilusos si albergamos esperanzas con los datos y previsiones que ciertos organismos estiman de cara al próximo año.

A pesar de los tiempos que corren, hay quienes de la crisis hacen su “negocio”.Es el caso de algunos empresarios chinos. Ante la proximidad del 2012, año en el que las profecías mayas dicen que el mundo se acaba, varias webs chinas de comercio por Internet han lanzado a la venta pasajes ficticios para “sobrevivir” a este cataclismo. Esta idea está teniendo éxito como regalo de Navidad en China, pero no deja de ser una anécdota, para tomar a broma y con algo de gracia, la que se nos viene encima. El mundo no se acaba, pero parece que empeora.