Noticias

Alemania dibuja el camino a seguir

Los mercados de deuda europea se preparan para una nueva semana de infarto. Francia, España, Italia y Bélgica llevan a cabo emisiones de deuda en los próximos 5 días por valor de 19.000 millones de euros. El primero en salir, Italia. Espera captar hoy hasta 700 millones de euros en bonos a 10 años ligados a la inflación europea. Pistoletazo de salida mientras el matrimonio Merkozy negocia la creación de un nuevo Pacto de Estabilidad a nivel de 9 ó 10 países, que sirva para poner algo de calma y paz entre los inversores.

Disciplina y coordinación fiscal serían los elementos claves de ese nuevo Pacto, en el que el Banco Central Europeo jugaría un papel esencial: barra libre de dinero para mantener sus tipos de interés lo más bajos posibles mediante la compra de bonos del Tesoro. Un intento por calmar a los mercados de deuda, que viene a demostrar que Europa es cosa de dos: Francia y Alemania. Y no sólo eso, si no que la intención ahora mismo es crear una Europa de dos velocidades, lo que no dejará de ser sino una huida hacia adelante al dejar sin solución buena parte de los problemas detectados hasta el momento en el club comunitario.

Una propuesta que -en principio- se va a conocer en detalle el 9 de diciembre, en la próxima Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno. Una cita en la que ya no van a servir de nada las buenas palabras, si no que tendrán que adoptarse compromisos concretos si quieren soltar lastre y comenzar a ver una cierta recuperación de la confianza de los inversores.