Noticias

Austeridad en los PGE

Unos inversores, unos mercados a los que ya se les ha acabado la paciencia con Europa en general y con España en particular. Después de que Alemania, Holanda y Finlandia hayan dicho que la ayuda a la banca no debe ser directa, la tregua con nuestro país se ha terminado. La bolsa ayer se pegó un batacazo de casi el 4%, la prima de riesgo subió 40 puntos y el bono a 10 años supera de nuevo el 6%.

Así que el bálsamo de fiera gras que supuso la ayuda del Banco Central Europeo se ha terminado, y es hora de que el Ejecutivo luche por sí mismo. En primer lugar con sus socios europeos para que cumplan los acuerdos del MEDE, ya que si no lo hacen, la ayuda a la banca dispararía el ratio deuda/PIB del 75% actual, a algo más del 90% y muy lejos de la converegencia con Europa.

El mensaje del mercado parece claro: pidan el rescate y déjense tutelar. Por ahora el Ejecutivo se defiende como gato panza arriba, que bastante tiene con el Presupuesto y el Plan Nacional de Reformas. Si a eso le sumamos las disputas autonómicas, estamos ante el caldo de cultivo perfecto para que los mercados se lancen contra nuestra economía.