Back to 1986

Lleva por título “La dación en pago es una exigencia del libre mercado”, que es a la vez tan provocador como acertado. Como se dice en el lenguaje de empresa del siglo XXI, es un concepto accurate y digno del mayor de los engagement.

 

El texto de Barta tiene dos aspectos que me resultan sumamente interesantes. Uno de ellos es que las entidades financieras están obligadas a jugar en el mercado, por lo que los expedientes de desahucio son menos eficaces, desde el punto de vista de empresa y de impacto social, que el mantenimiento de un cliente. Esto vale tanto para los bancos de solera como para las cajas reconvertidas a la velocidad de la luz y tratando de que sus ex directivos no pisen la trena.

Esto obligará a seguir situando la esfera del crédito en sus justos dominios, entendiendo el término “justos” como correspondientes y no como moralmente deseables: allí donde el cliente pueda comprometerse a devolver las cantidades prestadas. Y esto conducirá a seguir ajustando los precios a la baja. Ojo que Barta no se va a la última escalada especulativa, sino a la anterior, a la que empezó en 1986. Vayan ustedes restando ceros, aunque les fallen los pulsos.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies