Noticias

Bankia está de estreno

De esta manera, BFA, la matriz del banco tendrá el 68.3% del capital, aunque aspira a tener el 70%. O lo que es lo mismo, el FROB será quien tenga el control de la entidad. Un paquete accionarial que –a precios actuales- presenta unas minusvalías de 5.900 millones de euros, pero es que en el caso de los preferentistas, éstos llegan con unas pérdidas respecto al valor de canje cercano al 70%. Las dudas ahora están en saber qué ocurrirá con los títulos que están en manos de estos inversores, ya que podrían provocar un auténtico aluvión de ventas en los primeros minutos de la sesión. Sea como sea, culminado el proceso de recapitalización de Bankia y a precios actuales, estamos hablando del cuarto banco cotizado por valor en bolsa, por detrás de Caixa Bank y por delante del Popular.

La ampliación de capital llega el mismo día en el que los inspectores de la Troika terminan su examen al sistema financiero, y a 24 horas de que Bruselas se pronuncie sobre el déficit para nuestro país. Nos van a dar más plazo, aunque van a exigir más reformas en pensiones e impuestos. Y hoy, además, conoceremos la cifra de ejecución presupuestaria en el mes de marzo. Así que la guerra interna del Partido Popular por el déficit va a continuar. Rajoy no ha conseguido calmar los ánimos, aunque parece que tendremos cifras a la carta basadas en criterios económicos, y premiando a quienes han cumplido. Ahora debe ser Hacienda quien mueva ficha de cara al próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera, pero barones regionales como José Ramón Bauzá o Ignacio González, advierten.

Versos sueltos en el Partido Popular, que Mariano Rajoy ha sido incapaz de meter en cintura. Nueva escapada hacia adelante del Presidente, que espera que el tiempo cure todas las heridas abiertas, aunque por ahora parece difícil que ocurra. Máxime cuando encima de la mesa lo que hay es el famoso parné. ¿Y qué dicen desde el Partido Socialista? Alfredo Pérez Rubalcaba reclama al Gobierno que tome medidas, y que comparta al 50% el nuevo déficit que nos otorgue Bruselas con las Autonomías.