Bienvenido Mr. Draghi

La verdad es que tenemos, nosotros o nuestros dirigentes, que no creo que Draghi esté para distingos, unas cuantas lecciones que dar. Sobre sinvergonzonería, por ejemplo, un doctorado en el que tenemos sobresaliente cum laude. O sobre corrupciones de todo pelaje y color, máster exigido para todos aquellos que quieran tocar prenda. O sobre pasteleo, caciquismo y nepotismo, asignaturas todas que se estudian en la misma ciencia política: la española.

Así que bienvenido mr. Draghi. Aquí le podremos explicar cómo hemos hecho para ser como somos y después de todos estos años de celtíberos, romanos, bárbaros, moros, austrias, borbones, franchutes, capitanes golpistas, generales cazurros y políticos vendepatrias, seguir creyendo que merecemos un lugar en el mundo. Venga a aprender, don Mario, cómo podemos tener seis millones de parados y seguir llenando las terracitas los viernes por la tarde. Pocos festivales hay como ser español.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies