Blesa y el morbo contable

Sí me llama la atención, en cambio, lo que se ha dicho de la sentencia del magistrado Elpidio José Silva, que al parecer incurre en alguna imprecisión económica y en algún dato erróneo, de los que sostienen la argumentación legal que deriva en prisión incondicional. No deja de tener su ironía, ya que uno de los e-mails que han llevado a Blesa a dar con sus huesos entre rejas es ese que dice que “lo que puede salir mal, sale mal; y si sale mal, ni te cuento”. Me pregunto si se le ha pasado por la cabeza al juez la misma consideración: si puede que se esté equivocando, y si puede ser es que se equivoca, y si se ha equivocado, ni te cuento.

Por lo demás, que se juzgue a Blesa por un préstamo multimillonario al ex jefe de los patronos, o por su compra de un Banco de Florida, la verdad, me resulta carnaza de espectáculo. Es como pillar a Al Capone porque se salta un semáforo en rojo. Que sí, que habrá que juzgarlo y si es culpable, a la trena, como todo hijo de vecino. Pero a mí esas operaciones me hablan más de una falta de decencia que de una falta de legalidad. Puro morbo contable.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies