Camino del bono basura y el rescate

La nueva agencia presupuestaria lo que va a tener es una ingente labor por delante. En especial con la Adminsitración Central que sigue empeñada en sacar los pies del tiesto y no ajustarse el cinturón. El déficit del Estado alcanza ya el 4,77% dos décimas más de lo comprometido para este año con Bruselas. Y no sólo eso, es que no tiene visos de recuperación, pese a que el Ejecutivo sostenga que en la segunda mitad del año se va a producir un aumento de la recaudación gracias a la subida del IVA. Algo que, como hemos dicho muchas veces, algunos dudamos seriamente…

Bienvenida sea esta oficina si realmente sirve de algo, pero no parece que esa vaya a ser la solución. Ya se ha recortado a granel, pero ahora es el momento de la cirugía de precisión, y de recortar realmente la grasa que tienen nuestros gastos. Pero sobre todo, de empezar a dar algo de confianza a los mercados en un momento en el que necesitamos dinero como el comer y cada vez cuesta más que nos lo den.

Miren si no el resultado de la subasta de ayer. Se recaudaron unos 3.800 millones –por debajo del máximo- gracias a tipos más elevados. Pero lo realmente preocupante es que, para letras a 3 y 6 meses, la demanda cayó. Un claro síntoma de que los inversores internacionales siguen mirando con recelo a nuestra economía. No ayuda el no saber contener el gasto, no ayuda la deriva nacionalista, no ayuda ver algaradas callejeras en señal de protesta y fractura social. Así no recuperamos la confianza y sólo vamos camino de dos cosas: del bono basura  -algo que el ex director de Moody’s da por descontado- y del rescate total.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies