Noticias

Sobre la campana

Ha costado. Hasta las 4 de la mañana se ha estado negociando un acuerdo en Bruselas que permitiera sacar adelante la Cumbre Europea con conclusiones claras. De este modo, los 27 sacan la artillería pesada para luchar contra la crisis de deuda desde varios aspectos: aplicar una quita del 50% en la deuda Griega, ampliar el Fondo de Rescate hasta el billón de Euros y, lo más importante, recapitalizar la banca por un monto total de 100.000 millones de euros.

Buenas noticias, por tanto, que habrá que ver cómo acogen las bolsas. Sin embargo, España no puede estar feliz del todo. ¿El motivo? Se aplica una quita “temporal” del 2% en nuestra deuda soberana, lo que obliga a nuestras entidades a asumir la cuarta parte de las necesidades de capital de la banca europea. Casi 26.000 millones de euros que tendrán que captar BBVA, Santander, CaixaBank, Bankia y Popular.

No parece que los 5 grandes vayan a tener muchos problemas para buscar el dinero en los mercados y, por tanto, no acudir a la ayuda pública. Sin embargo, la sospecha sobre nuestros bonos está encima de la mesa. Por mucho que se intente disimular que estamos ante una situación temporal, es más que probable que nuestros bonos a partir de ahora ya no sean vistos con tan buenos ojos por los inversores como hasta ahora. Se levanta la sospecha sin que el Gobierno de Rodríguez Zapatero haya podido hacer nada por evitarlo.