Cinismo europeo

Europa se la juega esta tarde en Bruselas. Allí los líderes de los 17 del euro deberían alcanzar un consenso en torno a cuatro puntos: quita de Grecia, recapitalización de la banca, aumento del Fondo de Rescate y ratificar su apoyo a España e Italia -aunque este último es casi más deseo patrio que realidad-.

Una cita que -cosa rara en la Unión- llega descafeinada: se cancela la cita de los ministros de Economía previa a la de los Jefes de Estado. ¿El motivo? Diferencias técnicas en los acuerdos adoptados. Entiéndase esto como la pataleta del Reino Unido al querer tener voz y voto sobre los asuntos de la zona Euro. ¡Qué lo hubiera pensado antes!

Y allí llega Italia, con una reforma sobre las pensiones in ex-tremis y el Gobierno Berlusconi tambaleándose, pero también Rodríguez Zapatero. El presidente del Ejecutivo que estaba tan feliz por el apoyo de Sarkozy a sus medidas el pasado fin de semana, y que ayer veía el galo nos asestaba un auténtico bofetón. Decía que mucho se ha hablado del milagro español, y se preguntaba quién quiere estar ahora en el lugar de España. Así se escribe la historia: en Bruselas se dice una cosa, y en casa la contraria. 

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies