Vídeo {DF}

Comienza el baile financiero

Lo va a hacer, como siempre, antes de la apertura del mercado, con unas cuentas sobre las que los analistas esperan un beneficio de 3.900 millones de euros, una caída del 26.9%.. Una cifra que no se veía en la entidad desde 2004, antes de la compra de Abbet National. En estos malos resultados habrían influido las provisiones para cubrir el ladrillo, pero también por la situación económica de Brasil, en donde los expertos empiezan a ver una ralentización en su crecimiento. De hecho, estiman que para este 2013 crecerá un 3.10% y se espera también una aceleración de la inflación hasta el 5.67%.

 

Pero la atención va a estar, sin duda, en Emilio Botín, cuando explique los planes de integración de Banesto y también sus previsiones sobre el futuro de la SAREB, donde la entidad es el máximo inversor privado. Pero como digo arranca el baile, ya que mañana harán los propio el resto de entidades: BBVA, Caixabank y también el Popular que, en las últimas horas, ha presentado nuevos planes de futuro. La entidad de Ángel Ron ha decidido dar un cambio a su histórica estrategia para embarcarse en la aventura internacional. De hecho esperan que de aquí a 5 años el 30% del negocio corresponda al exterior. La cuestión está en saber si no han llegado tarde, y de eso nos darán una idea las cuentas que tengan esta semana el resto de entidades financieras. Pero además, Ángel Ron, ha decidido ceder a la presión de buena parte de sus accionistas,  y crear la figura de Consejero Delegado… Un cargo que va a ocupar Francisco Gómez Martín.

Ya ven que hoy la actualidad empresarial centra buena parte de la atención informativa. Y ojo a Bolivia. Allí el Gobierno de Evo Morales vuelve a la carga,  y ha decidido expropiar a otra empresa española. En este caso a Abertis, que gestiona la empresa Servicios Aeroportuarios de Bolivia. Dice el Ejecutivo que no se han cumplido las inversiones prometidas, y que se va a  expropiar. Nuevo varapalo contra intereses españoles, después del que padecieron el año pasado Red Eléctrica e Iberdrola. Aunque todavía no han recibido ninguna indemnización.