Noticias

Se desata la tensión entre España y Argentina

Lo que hasta ahora era una amenaza velada, ahora es una realidad. El Gobierno de Argentina tiene preparada –aunque no lo confirma- la nacionalización de YPF, la filial de Repsol en el país. Todavía no es oficial, pero el documento ya está en manos de varios diputados del Congreso, que se preparan para votarlo en los próximos días. Repsol como es natural no dice esta boca es mía, trabaja para intentar capear el temporal, y el Gobierno ya ha salido a la palestra: “los gestos de hostilidad contra empresas españolas, será un ataque España y traerá consecuencias”, ha dicho el titular de Industria, José Manuel Soria.
                                                                                
Defensa del Ejecutivo de Mariano Rajoy que debe ser todavía más contundente. No se puede permitir un ataque similar contra una de las principales empresas españolas que, además, sienta un mal precedente en Argentina donde nuestras inversiones son muy fuertes. Hoy es YPF, pero…¿y mañana? Es necesario, por ello, que el Ejecutivo haga una férrea defensa del interés nacional, y plante cara a Cristina Fernández de Kirchner.

Si impone, por tanto, esa defensa del interés nacional. Pero también por la propia Repsol, que tiene en YPF su Cristiano Ronaldo particular: representa cerca de la quinta parte de los activos totales de Repsol, dos tercios de la producción de crudo y la mitad de las reservas. En definitiva, que sería un golpe en la línea de flotación de Repsol, de nuestra economía y agravaría todavía más la dependencia energética de España.