El doble, Zapatero. El doble

Miren que a mí el hombre no me cae especialmente mal. Pero que venga casi tres años después a contarnos que él salvó a España al decirle a Ángela Merkel que no a un rescate de 50.000 millones, es para correrle a gorrazos hasta su León natal, ida y vuelta, dos veces. De esas cosas se presume en el acto, como han hecho las huestes de Rajoy, o te lo callas y te lo llevas a la tumba. Decirlo ahora, además de ser un delirio de grandeza, es aceptar que en el pasado se ocultó información estratégica y relevante. Lo dicho: carne de presidio.

Con todo y eso, lo que más me inquieta no es que la cohorte de políticos, periodistas y otras clases ilustradas le rían la gracieta a José Luis, sino que en medio de la falta generalizada de memoria y espíritu crítico, sus sucesores van a lograr pasar de puntillas como que ellos tampoco pidieron el rescate. Que casi lo han conseguido y se van a ir de rositas presumiendo de que a España no la rescató ni el Tato. Mentira. Lo hizo Bruselas, y lo hizo firmando un cheque de 100.000 millones, el doble de lo que presume ahora Zapatero de haberse negado a aceptar.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies