Gracias PPor tanta risa

 Les juro por lo más sagrado que años hacía que no me reía tan a mandíbula batiente como ayer, con la demanda de Bárcenas a su empresa de 31años por despido improcedente.

 

Dicen que reírse es síntoma de buena salud, o que por lo menos alivia las dolencias y las enfermedades. Entre lo que esta pandilla de sinvergüenzas de poca monta se ríen de nosotros a diario, y las histéricas risotadas que nos produce el escándalo diario, el columpiarse por los millones no ya por encima de la decencia, sino más allá de la imaginación, les aseguro yo que lo de sanidad pública o privada es lo de menos. Esta panda de aficionados al cohecho nos dan salud, mucha salud.

Así que propongo un brindis por ellos, por sus buenas cuitas, por su facilitarnos el día a día recuperando una de las esencias patrias: el cachondeo padre y madre. Quizá con todo esto lo que quieren es demostrar que no les va a fallar el pulso ni con los suyos imponiendo esa doctrina del despido libre, gratuito y con nocturnidad y alevosía. Ya. Pero por ahora todo parece de chiste. Grotesco, pero chiste al fin y al cabo.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies