Noticias

La grave situación de las PYMES en España

En España un 99,88% son pymes de menos de 250 trabajadores, generando más del 60% del empleo, datos que llevan a sugerir la necesidad de apoyar los proyectos de las PYMES, no solamente con medidas incentivadoras especialmente en I + D, sino también con un sistema de subvenciones ligado al premio tanto de la productividad, generación de empleo, como el de la evitación de los accidentes de trabajo.

Es innegable que el gobierno en su reforma laboral ha sido sensible a las necesidades de la pyme.  Con esta finalidad crea una nueva modalidad de contrato de trabajo por tiempo indefinido de la que solo podrán hacer uso las empresas con menos de cincuenta trabajadores. Este contrato, ha sido bien visto tanto por el Empresariado Español, como por los Asesores Laborales que en definitiva son los auténticos gestores de las PYMES y a ellos les compete aconsejar  el uso de este instrumento.

No podemos obviar que la aplicación del Derecho del Trabajo no tiene los mismos efectos y  consecuencias en una empresa pequeña que en una grande.  Además  las PYMES siempre están en desigualdad de condiciones con las grandes, no es igual, negociar un ERE para una empresa de 500 trabajadores o su cierre , con la trascendencia que tiene a nivel local e incluso estatal, en comparación con una micropyme que apenas supone influencia negativa en su zona. Nadie les presta atención.

Craso error, pues el problema de la destrucción de empleo, no esta en la gran empresa, sino en el cierre de la pyme, en las miles que ya han ido desapareciendo discretamente, sin ruido, sin crónicas, sin televisión.

Una de las causas fundamentales de esta destrucción masiva de micropymes ha sido la falta de financiación ajena que ha estado en manos de la banca, especialmente  el crédito, siendo en estos últimos años cuando se ha visto el resultado de una planificación empresarial frágil. El caos económico y financiero motivado por la falta de liquidez y la nula posibilidad de obtención de financiación bancaria han dado al traste millones de sueños e ilusiones. La Unión Europea  ha tenido que tomar medidas , con un rescate cifrado en más de cien mil millones de euros dirigido a la Banca para equilibrar sus balances, espero que esta medida contribuya a la concesión del crédito, de no ser así, de nuevo asistiremos a otro crimen masivo de la pequeña y mediana empresa.

Ante un panorama incierto pero con apariencia de recuperación, los Pequeños Empresarios esperan con recelo los movimientos de la Banca, si el crédito fluye de nuevo a  empresas y  familias, nuestra recuperación será rápida. Sin embargo si los Bancos hacen acopio de capitalización para sanear sus balances y evitan la financiación, de nuevo tendremos que sufrir.

Es el momento de que el Estado juegue un papel más protagonista, tutelando el mercado empresarial, interviniendo en aquellas actividades como la bancaria, cuando sus actuaciones aún siendo lícitas sean contrarias al sentido común y me estoy refiriendo a evitar una financiación masiva y descontrolada, como se hizo en la década del 2.000 al 2.010.

Javier San Martín Rodríguez
Presidente del Consejo General de Graduados Sociales de España
.