Noticias

Macho alfa uniformado: no tiene precio

El vídeo está ilustrado con los costes medios de los desperfectos que provocan los elementos más destructivos de la protesta ciudadana. Y lo hacen con bastante grado de detalle. Por ejemplo, y aprovechen para tomar nota por si tienen tentaciones y quieren saber cuánto daño provocan: un contenedor quemado, 900 euros; papeleras arrancadas, 190 euros; una señal de tráfico, 2.500 euros; bancos arrancados, 230 euros.

La retahíla bien podría terminar, como aquel anuncio que ustedes saben, con un: uniformar a un macho alfa dominante, descendiente del primate en grado directo y sin escalas intermedias, no tiene precio.

Porque si hablamos de precio, déjenme poner a mí los míos. El coste laboral diario de un agente de la UIP, rondando los 50 euros; la amortización de su equipamiento anual, en torno a los 10 euros; desplazamiento de vehículos, unos 2 euros por agente; atención sanitaria por efecto de la violencia legal, 5.000 euros la función. Por 1.350 policías desplegados, casi 90.000 euros. Hagan cálculos, y elijan qué prefieren que paguemos entre todos… si es que se trata de A o B, y no de A y B, aunque nos quieran convencer de lo contrario.