Noticias

Momias del siglo XX

Digo que no me extraña porque estamos hablando, a saber, de uno de los lobbies más poderosos, y de cargos públicos que basan su carrera en el compadreo de favores mutuos a cambio de financiar campañas electorales. Como lo de Bárcenas, pero sin Bárcenas. Estados Unidos es un país con pocas leyes, algunas enmiendas, muchas ganas de currar, demasiada moral para una ética voluble y algún que otro demagogo con muchos dólares y buenos amigos.

No me entiendan mal. Adoro la tierra emanada de la Declaración de Virginia. Entre otras cosas porque pega puñetazos en la mesa como este de la WiFi abierta, que si no es común y generalizada en Occidente es porque nos toman el pelo y nosotros nos dejamos. No es casualidad que se opongan los moradores de la cavernas, y lo apoyen empresas como Google o Microsoft, que saben de futuro bastante más que las momias del business del siglo XX.