Noticias

De oficio y de inmediato

Ha pasado ya el tiempo de cortesía para que el partido gobernante dé algún sentido al soliloquio balbuceante, y despectivo con la legalidad, de la número dos. María Dolores de Cospedal afirmó hace ocho días que para Bárcenas se había aplicado la figura de una “indemnización en diferido”. Un neologismo ex profeso que se asienta sobre el desconocimiento legal de la mayoría de los españoles respecto al Derecho Laboral.

Según Cospedal, esta figura de nuevo cuño es la que explica que el PP ingresara las cuotas a la Seguridad Social hasta enero del presente año. Pues nones. El Estatuto de los Trabajadores es taxativo y da un plazo máximo de 6 días desde el despido efectivo para que se extingan esas cotizaciones. Luego, una de dos; o Cospedal miente, y sí hubo relación laboral, o dice la verdad y carga sobre las espaldas del PP una infracción muy grave contra la Seguridad Social. No existe término medio. Por tanto, que actúe ya Inspección de Trabajo.